La organización Legal Aid Society, que demandó a la Ciudad y al NYPD por esa práctica, en la que se teme los más afectados sean latinos y negros, exige a la Administración Municipal que revele públicamente datos sobre esos archivos que posee sin permiso.

Una de las principales quejas que por años comunidades vulnerables de la Gran Manzana han tenido contra la policía y las autoridades de la Ciudad de Nueva York es la falta de transparencia con la que agencias del orden han actuado, promoviendo en buena parte acciones y programas basados en un perfil racial.

Y 10 meses después de que la organización Legal Aid Society presentara una demanda colectiva en el Tribunal de Distrito Sur de Nueva York, contra la Ciudad, el NYPD y la Oficina del Médico Forense (OCME), por la obtención y almacenamiento “ilegales y secretos” de material de ADN de neoyorquinos, ese mismo grupo de defensa hizo un llamado a la Administración Adams para que actúe con transparencia y revele de manera pública e inmediata, los datos demógraficos de quienes han sido objeto de la polémica práctica.

Legal Aid denuncia que por años las autoridades municipales han implementado tácticas para recolectar muestras de ADN de neoyorquinos de quienes sospechan cometieron un delito, incluídos niños, sin obtener una orden de arresto ni una orden judicial, lo que les ha permitido crear una base de datos de ADN no autorizada.

De acuerdo a Legal Aid, esta práctica, que a diferencia de las bases de ADN federal y estatal, han sido mantenidas sin autorización legal, en el día a día pone en situación de vulnerabilidad legal a neoyorquinos, pues faculta a la Ciudad para tratar a miles de personas como “sospechosos criminales perpetuos”.

La citada organización criticó que la Ciudad no haya cumplido su promesa, pues recordó que en una audiencia de supervisión en el Concejo Municipal, que tuvo lugar hace tres años, el NYPD se comprometió a monitorear y revisar las disparidades entre personas arrestadas y aquellos puestos en la base de datos.

Para ello, el NYPD dio su palabra de comenzar a realizar un seguimiento de la información demográfica, que estaría a disposición del público con edades, género y origen étnico de quienes fueran ingresados a la base de muestras de ADN, al igual que aquellas que se eliminarían, lo que hasta hoy se quedó en letra muerta.

Phil Desgranges, abogado supervisor de la Unidad de Litigios Especiales de Práctica de Defensa Criminal de Legal Aid Society urgió a NYPD a que respalde su promesa y pidió a la Administración del alcalde Eric Adams que haga lo necesario para que la información demográfica de la base de datos de ADN esté disponible.

“La policía de Nueva York prometió ser transparente sobre qué grupos han sido atacados en su programa de recolección de ADN, pero continúa manteniendo al público en la oscuridad”, aseguró el defensor de Legal Aid, advirtiendo que urge conocer si al igual que ha ocurrido en otro tipo de prácticas, han sido personas negras y latinas las más perseguidas.

“Solo podemos preguntarnos qué tiene que esconder la policía de Nueva York aquí, y si, según las prácticas anteriores del Departamento, los neoyorquinos negros y latinos conforman la abrumadora cantidad de personas a las que se les ha recolectado y almacenado en secreto su ADN en la base de datos de la Ciudad”, agregó el abogado.

Otra de las quejas hacia la Ciudad y el NYPD es que no hayan sacado a personas de esa base de datos, como lo prometieron, pues según informes de la Ciudad, “la cantidad de neoyorquinos atrapados en la base de datos se ha mantenido relativamente igual desde 2020”.

La demanda presentada por Legal Aid aun está en curso, y en ella los dos clientes que interpusieron la acción legal denunciaron que sin su consentimiento y sin una orden del juez, oficiales del NYPD recolectaron sus muestras de ADN, colocándolas después en la base de datos de ADN ilegal, lo que viola la Cuarta enmienda.

Tras conocer el llamado de Legal Aid Society, el NYPD aseguró que ha cumplido con su palabra y recalcó que en el 2020, la policía de Nueva York “realizó reformas significativas en sus políticas de recopilación de ADN”, lo que incluye, en asociación con la OCME, el desarrollo y la adopción de un proceso automático de revisión y eliminación de perfiles de ADN en el índice de materias de la OCME y la publicación de informes periódicos disponibles públicamente”.

“El Departamento de policía ha documentado la información demográfica asociada con los perfiles recomendados para su eliminación del índice de materias. Este proceso requiere una revisión de perfiles que se obtuvieron y desarrollaron desde fines de la década de 1990, y se desconoce la información demográfica de un porcentaje significativo de estos perfiles”, aseguró la policía. “El NYPD ha desarrollado un proceso para mejorar el seguimiento de datos demográficos para nuevos perfiles en el futuro”.

eldiariony.com

Por admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: